Encuentre su bodega o viñedo

1 Bodegas y viñedos en venta en AOC Bergerac

Bodega con 2 ha de viña

1.000.000€
RMGV7002
Contacto

Infografía de la Denominación de Origen

AOC Bergerac

    AOC Bergerac

    HISTORIA

    Los viñedos del Sudoeste tienen más de 2.000 años. Si la cultura de la viña fue propagada por los romanos hace unos 2.000 años, el éxito de los vinos del Sudoeste francés ha sufrido de la influencia de su vecino Burdeos quien dominaba el estuario del río Garona y por lo tanto la expedición de sus vinos hacia el mundo.

    La historia de los vinos del Sudoeste está grabada en el curso del río Garona, siguiendo sus aguas fue como los romanos progresaron hacia el oeste a conquistar las tierras del atlántico y al hacerlo propagaron la cultura de la viña. Después de la conquista de Aquitania por Crassus, la Galia busca producir su propio vino para liberarse de los negociadores del vino romanos. Hay vestigios arqueológicos que confirman la existencia de viñas en el valle de la Dordoña desde la época antigua. Así la viticultura se extiende en el Périgord a partir del S.I como testimonian las instalaciones vitícolas galo-romanas descubiertas en las villas de Montcaret y Allas Les Mines y sobre todo el magnífico mosaico de Canet à Port-Sainte-Foy representando una cesta de pasas. El primer negociante romano de vinos de Bergerac se llamaba Philon según los escritos del poeta romano Ausone que hacía referencia a la villa romana de Montcaret.

    Desde el primer siglo antes de nuestra era la viña se ha cultivado la viña en la Galia y en el S.II la ciudad era ya considerada como un gran centro de producción de cerámica cuya trazabilidad se puede encontrar hoy en día tanto en España como en Escocia. Vestigios que nos muestran como el comercio del vino era ya entonces dinámico a pesar de que Roma intento evitar la competencia de vinos de la Galia arrancando viñedo, no fue hasta el año 281 que el emperador Probus les dio a los galos la libertad de plantar la viña. Después de la caída del imperio romano en 476, el cristianismo contribuirá al éxito del viñoble francés durante toda la Edad Media.

    En 768 Carlo Magno hereda una provincia pacífica y vino al Périgord a establecer una administración, así se declaró en 795 la creación del Condado del Périgord con el conde de Widbod. En 1080, un prior benedictino edificó en Bergerac la parroquia de Saint-Martin. Ricamente dotado en tierras y propiamente aquellas de Mont-Bazailhac. En el S. XII estos monjes construyeron una capilla y plantaron viñedos por todo el territorio. La leyenda les atribuye el descubrimiento de la Botrytis Cinerea y con ello se demostraría que nacío antes Montbazillac que Sauternes. Se dice que los monjes de Saint-Martin estaban tan ocupados con otras tareas que dejaron sin recoger las uvas del viñedo y dejando que la podredumbre noble se desarrollara. Como no querían perder los beneficios de la vendimia, vivificaron lo que recogieron e involuntariamente descubrieron los beneficios de la sobresaturación con el hongo que hace tan especial a Monbazillac.

    En el S. XI el conde del Périgord edificó un castillo en Bergerac junto al río de la Dordoña en la ribera derecha para controlar el tráfico fluvial. Desde 1209 la villa de Bergerac posee un puente sobre la Dordoña, el único en el valle durante siglos. Bergerac se convirtió así en el pasaje obligado del comercio en Aquitania y una etapa importante del camino de peregrinaje a Santiago de Compostela. El puente jugará un rol primordial para el desarrollo del viñedo en Bergerac haciendo de Bergerac un puerto fluvial importante.

    Gracias a los ríos de la región los viñedos de la zona no dejaron de crecer durante siglos. Los viñedos de Gascón envían su producción al puerto de Bayona gracias al río Adour. Cahors hace lo mismo con el río Lot y Bergerac con el río Dordoña. Sin embargo, son los bordeleses los que consiguen estructurar el puerto alrededor del comercio del vino. Y cuando Leonor de Aquitania esposa a Enrique Plantagentet en 1152, la situación da un gran cambio. Aquitania pasa a ser inglesa y los ingleses adoptan usos y costumbres alimenticias de los príncipes franceses, entre ellas el beber vino. La pérdida de Rouen en 1214 y después la rendición de la Rochelle diez años más tarde va a favorecer al viñedo de Burdeos y le confiere el estatus de principal proveedor de vino a Inglaterra. De ahí que Burdeos construye su riqueza a partir del sector vinícola.

    Por su parte Bergerac conserva un estatuto a parte en la región. En 1254 el rey de Inglaterra y duque de Aquitania Enrique III busca asegurarse la fidelidad de Bergerac, les da a sus habitantes el derecho de organizarse en municipio y el privilegio de expedir sus vinos al puerto de Libourne durante todo el año, sin la más mínima traba por parte de sus competidores bordeleses. Además, recurren por gracia especial a la exención del pago de la tasa de vinos que se aplicaba a la importación de vinos en Inglaterra. Es el único viñedo que puede exportar sus vinos directamente por el océano sin pasar por Burdeos y evitar el pago de impuestos, esta situación de privilegio va a favorecer su impulso en los siglos venideros. Después de la guerra de los 100 años que pasó factura a Bergerac, una vez que el duque de Lancaster se retira y las tropas reales dominan Aquitania, el rey Francisco I en 1520 confirma y refuerza las diposiciones de privilegio de los vinos de Bergerac a pesar de las continuas quejas de los Bordeleses, pero la realidad es que los vinos no se exportan a Inglaterra como antes.

    Bergerac durante el S. XVI fue un centro intelectual que abría la vía a la Reforma para convertirse en un pueblo de hugonotes y de predicaciones calvinistas. Fue uno de los epicentros de bastiones protestantes como también lo fueron la Rochelle, Cognac y Montauban. Enrique IV establecerá su estado mayor en Bergerac y se apoyará sobre una red de pensadores, humanistas, políticos y militares influyentes. Fue aquí donde se sientan las bases del Edicto de Nantes en 1598 por el rey Enrique IV, que establecerá la paz y dará un estatus legal a la Iglesia Reformista. Sin embargo, en 1685 el rey Louis XIV revoca el Edicto de Nantes. El segundo periodo histórico de los vinos de Bergerac comienza… será el lazo con los protestantes expatriados en Holanda después de las guerras de religión el que salvará a los protestantes de Bergerac. ¡El 12 de diciembre de 1700 se anuncia que la ciudad de Bergerac se convierte al catolicismo, pero a qué precio! Muchos protestantes abandonaron todo para salvar su fe y un gran nombre de comerciantes, industriales, artesanos emigraron sobre todo a Holanda, Alemania y Suiza. Tres siglos de comercio con Holanda ayudaron a emigrar a los hugonotes siendo el vino de Bergerac su pasaporte. Un vez establecidos, estos emigrantes desarrollarán la venta de los vinos de Bergerac en todo el norte de Europa. El período de 1650 a 1750 es el mayor desarrollo de las vendimias tardías y los vinos de podredumbre noble. A partir del S. XVII los holandeses siendo grandes amantes de los vinos blancos y dulces, así como del aguardiente, aseguran la prosperidad de vinos blancos de Monbazillac y más al sur se desarrolla la producción de Armagnac.

    En 1776 se establece la libre circulación de vinos en el reino, lo hace desaparecer los privilegios de los vinos de Bergerac, la caída de los precios del vino en 1778 provocará una gran crisis antes de la Revolución Francesa. Otra vez la solución a estos problemas se encontrará en Holanda. Era la moda del Clarete en Europa, vino tinto claro hecho de la mezcla de uvas tintas y blancas. Después los holandeses serán grandes amantes de los vinos tintos fuertes y con cuerpo, vinos negros. Así los viñedos de Bergerac se adaptaron a estos gustos plantando variedades para hacer vinos de alto grado de alcohol y mucho color. Así la zona norte de Bergerac resultó ser la más ideal para estos vinos potentes.

    El desarrollo de estos viñedos sin embargo se degradará en el S. XIX por el cataclismo de la filoxera a partir de 1865. En la Dordoña se pasó de 107.000 ha de viñedo a 2.180 ha. Y solamente se replantaron 10.000 ha, convirtiéndose el resto a otros cultivos más prósperos para el mundo moderno que se aceleró con la I Guerra Mundial. Una profunda crisis que origina la emergencia de las cooperativas en la región a partir de finales del S. XIX. Un movimiento social sobre el que se sustentan las diferentes apelaciones en el momento de su creación, en 1936 se crea la AOC Bergerac, y que son el origen de la renovación actual de estos viñedos hoy. Si después de 20 años los vinos de Gascogne están entre los más exportados de Francia (75% de la producción se vende al exterior) ha sido gracias a la dinámica de ciertas cooperativas.

    Hoy en día una nueva generación de viticultores y bodegueros independientes más enfocados en la calidad lideran el renombre de estos vinos del Sudoeste.

    SUELOS

    La constitución del suelo, dominan la arcilla y la piedra caliza. En la zona de Montravel siendo un terroir contiguo a St. Emilion aparece la” Mollasse de l’Agenais”, una mezcla de feldespato y arena micácea, a veces margosa, o arenisca blanda y arcilla limosa, estructuras terciarias muy reorganizadas que muestran laderas de suelos magros y con grava en el valle, suelos de piedra caliza.

    El corazón de la zona tiene suelo de arenas y gravas del Périgord generadas por la transformación de las rocas graníticas del Macizo Central con arcilla y hierro en el subsuelo.

    CLIMA

    De influencia oceánica (a 100 km del Atlántico) para el área de Montravel, esta zona es una extensión climática de Libournais y Saint Emilion. El resto de la zona es de clima continental. Las temperaturas son suaves en promedio con veranos calurosos e inviernos cortos.

    También existe el clima particular de Monbazillac con otoños bajo la acción de las nieblas matutinas que combinadas con el calor del sol de la tarde generan humedad y ayudan al desarrollo del hongo "Botrytis Cinerea”.

    BODEGAS

    Bodegas de Bergerac: Château Tour des Gendres, Domaine de l’Ancienne Cure, Domaine Elian da Ros, Domaine les Verdots, Châteaux Tirecul La Gravière, Château Moulin Caresse, Domaine les Chemins d’Orient, Château Jonc-Blanc, Château Monestier la Tour.

    Leer más

    Descubra más bodegas y viñedos en venta en estas regiones vinícolas en Francia

    Rimontgó Bodegas

    Rimontgó Bodegas

    Rimontgó Bodegas, tiene más de una década de experiencia en la venta de bodegas en España y cuenta con un reducido, pero completo, equipo de expertos entre los que se encuentran un enólogo, un ingeniero agrónomo, personas formadas en administración de bodegas y responsables de exportación de grandes grupos bodegueros, que acumulan una invalorable experiencia en la venta de bodegas, y también en el análisis y valoración de suelos, viñedos, instalaciones, maquinaria, en las técnicas de elaboración de vinos y su comercialización nacional o su exportación..

    Rimontgó Bodegas forma parte de Rimontgó, empresa familiar fundada en 1959 en Jávea, especializada en ofrecer servicios inmobiliarios de calidad a clientes de todo el mundo. Cuenta con la mejor selección de propiedades de lujo en venta, principalmente, en Valencia y la Costa Blanca, así como otros activos de inversión en las principales ciudades de España.

    Con un marcado carácter internacional, tanto por su clientela como por su alcance, Rimontgó cuenta con una afamada reputación en su sector. Rimontgó es reconocido por sus clientes y por sus compañeros de profesión como una empresa honrada, profesional, con principios éticos demostrados durante más de 60 años, que hace de su experiencia y dedicación al cliente la base de un servicio excelente.

    Leer más

    Haga click sobre el mapa para activar el zoom

    Subscríbete a nuestra newsletter para recibir noticias sobre bodegas y viñedos.

    Introduce tu email